0
Share

Vida para tus plantas navideñas más allá de las fiestas

BY | diciembre 30, 2019

Cuidado de plantas navideñas

Luces, bolas, guirnaldas de colores… y, por supuesto, las plantas ornamentales, son los protagonistas indiscutibles en la decoración de las fiestas navideñas. Pero, ¿qué ocurre con estas plantas tras finalizar el periodo festivo?
La respuesta es simple, frecuentemente acaban en el contenedor de la basura. Pero has de saber que estas plantas se pueden mantener con vida durante mucho tiempo si le dedicas unas atenciones y cuidados mínimos.

Aunque existen un gran número de especies de plantas con las que decorar en Navidad, las más usuales son la flor de Pascua, el muerdago, el rusco, el acebo y el cactus de Navidad; y en ellas vamos a centrar nuestro post. Si tienes alguna de estas especies decorando tu hogar y te preocupas por mantenerla con vida tras finalizar este periodo festivo, te detallamos los cuidados que necesitan cada una de ellas para lograr que perduren en el tiempo.

Cuidados de plantas navideñas para que formen parte de tu jardín particular

  • Flor de Pascua: Aunque no es fácil de lograr, con unos cuidados mínimos es posible mantenerla con vida todo el año. Debes prestar especial atención a su ubicación ya que es muy sensible a las corrientes de aire y cambios de temperatura. Lo ideal es que la coloques en un lugar luminoso, aunque no directamente expuesta a luz solar. Para regarla, vierte el agua en el plato de la maceta para que mantenga el grado de humedad óptimo. Tras finalizar su función decorativa, debes esperar a que se le caigan las hojas para realizar la poda y poder transplantarla a una maceta mayor. Cuando la trasplantes, utiliza una tierra que ofrezca un buen drenaje, sea rica en sustancias orgánicas y contenga algo de turba.
  • Acebo: Es un arbusto protegido por lo que a la hora de adquirirlo debes asegurarte que procede de cultivo. Aunque en estas fechas es frecuente encontrarlos en el interior de las casa, para que se desarrolle correctamente necesita estar en el exterior. No soporta las altas temperaturas y necesita humedad para sobrevivir. Es un arbusto de crecimiento lento por lo que se puede mantener en una maceta durante bastante tiempo; tras finalizar las fiestas debes transplantarlo a una maceta con una altura dos veces superior a la planta y la tierra debe de ser rica en nutrientes, un poco ácida y que permita un buen drenaje.
  • Muérdago: Es una planta parásita asociada a la buena suerte y a la fertilidad. Para que prospere debe de ser plantado cerca de un árbol ya que tiene la peculiaridad de enraizar sobre el tejido vivo de otras plantas y no sobre la tierra.
  • Cactus de Navidad: Es muy fácil de mantener, solo debes de asegurarte de que recibe suficiente luz y proporcionarle abundante agua cuando está creciendo. Durante el resto del año se reduce el riego y en el periodo de floración se mantiene sin regar de uno a dos meses.
  • Rusco: Es un arbusto que frecuentemente, por su similitud, se utiliza como sustituto del acebo. Aunque presenta una alta resistencia a condiciones adversas, crece bien en suelos calcáreos, ácidos y arcillosos. La fecha ideal para plantarlo es durante la primavera y preferentemente debes hacerlo en zonas poco soleadas o bajo algún árbol. Con respecto a su cuidado, no le gusta la sequía pero el exceso de agua no le conviene.

Como has podido comprobar, es posible seguir manteniendo tus plantas navideñas con vida tras haber finalizado su función ornamental. ¡Tan solo debes dedicarles un poco de tu tiempo!